13 alimentos con contenido en arsénico y los riesgos para la salud

Los niveles de arsénico en el ambiente, son generalmente bajos, pero varía según  la composición geológica del área, las erupciones volcánicas  por ejemplo, la contaminación por  minería, las centrales eléctricas de carbón, la madera tratada con arsénico y los pesticidas que contienen arsénico, podría aumentar los niveles del mismo, por lo que es imposible retirar los niveles de arsénico por completo de los alimentos o el medio ambiente, e incluso, en el agua que consumimos.

Algunas entidades gubernamentales como el ministerio de ambiente y desarrollo en Colombia o la agencia de gobierno FDA (  administración de medicamentos y alimentos), continuamente esta monitoreando los niveles de toxicidad en los alimentos y el agua que consumimos,  para este fin, se creo por la FDA en EEUU,  en 2017, el Grupo de Trabajo de Elementos Tóxicos, el cual vigila de cerca estos niveles de arsénico en los alimentos. De estos, se han establecidos, unos niveles tóxicos permitidos en el agua potable.

Para obtener efectos dañinos en la salud por la exposición de arsénico,  generalmente se requieren niveles alto de arsénico,  lo cual no es usual que se  encuentran en los alimentos, es más factible que niveles altos de arsénico lo encontremos en aguas contaminadas, por tal motivo el monitoreo que realizan las entidades gubernamentales se hace muy importante, al igual que las medida de higiene que tengamos en casa.

¿Cómo disminuir los niveles de arsénico en los alimentos?

Aunque es difícil identificar los productos con contenido de arsénico, podríamos  evita consumirlos de manera frecuente, y consumir en exceso los niveles alto de arsénicos contenidos en algunos alimentos,  si variamos  los alimentos que ingerimos a diario. Es lo que recomiendan los  profesionales en nutrición, no solo por este hecho, sino, lo es también, para ayudarte a aportar diversos nutrientes al organismo.

Consejos para limitar la exposición al arsénico:

  • Revisa el agua del pozo en tu comunidad
  • Consuma una dieta variada y nutritiva
  • Evite que sus hijos consuman zumos o  jugos embotellados.
  • Disminuya el consumo excesivo de alcohol
  • Realice estrategias para minimizar la cantidad de arsénico, lave los alimentos con agua potable abundante, desde la misma fuente de agua tratada (como grifos o» llaves»), y por un largo tiempo, si no es posible  obtener agua potable, hierva el agua y utilícela para tal fin,  y cocine los alimentos como es debido( si es el caso), según su tiempo de cocción.
  • Si bien es cierto, que muchos alimentos como el arroz podrían perder algunos de sus nutrientes al ser lavados (con solo un lavado), con esto,  podríamos evitar una menor exposición al arsénico. Tenemos que tener presente que el arroz no es la única opción, podremos optar por consumir otros cereales fortificados con hierro que incluyen avena, cebada y multicereales, más aún, en la alimentación infantil.

Ten presente los alimentos que pueden contener el arsénico, así sabrás qué hacer, te mostramos algunos:

13. Leche de arroz y su contenido en arsénico

leche de arroz- arsénico

Como es de imaginarse la leche de arroz es otro de los productos que no deberán ser consumidos en lo posibles con frecuencia, en especial los infantes pues también contiene niveles de arsénico, ya que este cereal, tiende a absorber mayor cantidad de arsénico a diferencia de los demás cultivos de cereales.

Su consumo continúo o en altas cantidad está relacionado con la aparición de diferentes cánceres cáncer de piel, pulmón, hígado, riñón y vejiga. La exposición al arsénico también puede causar problemas en madres gestantes y problemas de desarrollo en el bebe antes o después de nacer.

12. Jugo de uva nutritiva embotellado

Jugo de uva nutritiva embotellado-arsénico

El jugo de la uva, es otro de los productos que aunque contiene bajo niveles de arsénico no debe ser consumido, especialmente por los niños, estos deben ser reemplazados por otros jugos de fruta natural.

Aunque su contenido en vitaminas y minerales es bueno, algunos cultivos pueden contener más arsénico que otros.

11. Uva y su contenido de arsénico

uva y arsénico

La uva al igual que el resto de frutas mencionadas anteriormente, contienen niveles bajos de arsénico que de igual forma ponen en riesgo la salud del consumidor, por consiguiente, todos los alimentos procesados a partir de este, contendrán ciertas cantidades de arsénico, sumado a esto, estría presente cantidades de colorantes artificiales y azucares añadidos, que no son nada recomendable para la salud.

9. Agua

¿Cómo es posible que el agua sea mala? ¡Parece que casi ninguna bebida se salva de la contaminación por arsénico! El agua es probablemente una de las principales razones por las cuales hay arsénico en todos los alimentos mencionados anteriormente, porque se usa en la producción de cerveza y bebidas, en el riego de plantas y en la producción de alimentos para animales.

Sin embargo, no se asuste. El agua solo puede tener grandes cantidades de arsénico si no se trata adecuadamente. El agua que sale de nuestros grifos y se vende en botellas es monitoreada constantemente por la FDA para detectar arsénico, y si va muy por encima del límite de 10 ppb, se toman medidas de inmediato.

Para evitar ingerir accidentalmente arsénico del agua, no tome agua directamente de pozos u otras fuentes directas. Del mismo modo, no riegue sus verduras con la misma agua.

8. Jugo de pera y sus niveles de arsénico

Jugo de pera y arsénico

Hablando de arsénico en el jugo de fruta, también se ha encontrado que los productos de jugo de pera contienen cantidades preocupantes de arsénico.

En las muestras obtenidas por la FDA, el jugo de pera normal puede contener hasta 88 ppb, mientras que los concentrados de jugo de pera pueden alcanzar un nivel alarmante de hasta 523 ppb.

7. Jugo de manzana embotellada

Jugo de manzana embotellada y arsenico

Ahora que la cerveza y el vino están fuera de los límites, es posible que esté pensando en recurrir al jugo de manzana. No tan rápido: el 10% de las muestras de jugo de manzana compradas en tiendas tienen niveles de arsénico superiores a la cantidad permitida por la Agencia de Protección Ambiental.

De hecho, las personas que beben jugo de manzana regularmente tienen un 20% más de arsénico en la orina que las que no beben jugo de manzana, según Consumer Reports.

Esto es especialmente preocupante para los niños, ya que el mismo informe mostró que beben más jugo de manzana de lo que recomiendan los pediatras.

También podrías leer sobre pesticidas en algunos alimentos https://www.lavanguardia.com/comer/materia-prima/20180921/451932266973/las-12-frutas-y-verduras-que-mas-pesticidas-contienen.html

6. Cerveza y vino y el arsénico, un peligro para la salud

Cerveza y vino y el arsénico

En el estudio de Dartmouth, los hombres que tomaban 2.5 cervezas por día tenían niveles de arsénico más de un 30% más altos que los no consumidores, y las mujeres que bebían de cinco a seis copas de vino por semana tenían niveles un 20% más altos que los no consumidores.

El arsénico puede provenir del agua utilizada para elaborar estas bebidas, pero los productores de cerveza y vino también usan un material de filtración, tierra de diatomeas, que se sabe que contiene arsénico.

5. Pollo y otras aves de corral

Pollo y otras aves de corral y el arsénico

Las aves de corral reciben regularmente alimentos que contienen medicamentos a base de arsénico, lo que conduce a un nivel elevado de arsénico en la carne.

Recientemente, la FDA revocó las aprobaciones para tres de cada cuatro de estos aditivos alimentarios tóxicos, pero los expertos de la industria estiman que pasará al menos un año antes de que los productores agoten los suministros restantes de su alimento con este compuesto.

Continúe optando por aves de corral orgánicas, que se crían sin el uso de aditivos.

4. Productos de arroz

arroz y arsénico

Desafortunadamente, debido a que el arsénico está presente en el arroz, también existe en los productos de arroz en general. La FDA lanzó un análisis de alrededor de 1.100 muestras de arroz y productos de arroz para determinar los riesgos en su consumo.

Los informes de los consumidores enumeraron los cereales como una gran causa de preocupación dada la posible exposición en bebés y niños. Recomiendan que los bebés se limiten a una sola porción de cereal de arroz por día.

El arroz está presente en muchos alimentos de alguna forma, incluidos productos horneados, bebidas, cereales, alimentos para bebés, barras nutritivas, postres y pastas.

En este caso la FDA descubrió, para el alivio de todos,  que estos niveles  son en general muy bajos y no generan problemas de salud.

3. Pescado oscuro, nutritivo, pero con arsénico

Las formas inorgánicas de arsénico fueron un 7,4% más altas en las personas que comían pescado de carne oscura (atún, caballa, salmón, sardinas, pescado azul y pez espada) una vez por semana, en comparación con las personas que los comían menos de una vez al mes.

El arsénico orgánico existe naturalmente en el agua de mar, y aunque se cree que el arsénico orgánico es relativamente seguro, esta investigación sugiere que podría no ser tan inofensivo como los científicos piensan.

Dado que todos los mariscos tienden a ser ricos en arsénico, dice el Dr. Cottingham, conviértalo en una comida ocasional.

2. Arroz y el arsénico

Sí, El arroz.

Un estudio publicado en la Universidad de Michigan mostró que había una asociación con el consumo de arroz y la excreción de arsénico en 229 mujeres embarazadas.

Consumer Reports realizó un análisis sobre el arsénico en los alimentos y encontró lo siguiente en el arroz:

La mayor parte del arroz en los Estados Unidos se cultiva en Arkansas, Louisiana, Missouri y Texas; estas granjas tienen niveles más altos de este compuesto en comparación con el arroz cultivado en otros lugares. Esto podría deberse a que la región centro-sur fue tratada históricamente con pesticidas arsenicales para combatir los gorgojos de las cápsulas.
El arroz integral tiene niveles más altos de este, que el arroz blanco.
Como resultado, las personas que tienden a tener una dieta alta en arroz tienen niveles más altos de este compuesto que aquellos que no comen arroz.

¿Por qué el arroz tiene arsénico?

La composición de la cáscara de arroz puede atraer este elemento al grano, de ahí la razón por la cual el arroz integral, que retiene la cáscara, tiene más de este compuesto que el arroz blanco, que tiene la cáscara eliminada. Esto se evidencia aún más en un estudio publicado en la Universidad de Dhaka que explica la eliminación de cáscaras de arroz para la evitar el contenido de este en el arroz integral.

El arroz absorbe más agua y se cultiva en condiciones mucho más húmedas que la mayoría de los granos . Dado que el agua también lo contiene, los granos que absorben más agua naturalmente absorben más de este elemento.

Ahora, esto no significa que tenga que eliminar el arroz por completo de su dieta, pero es importante saber que podría ser una fuente de exposición al mismo. Sin embargo, siempre que mantenga una dieta equilibrada en general, es difícil comer suficiente arroz para causar problemas .

1. ¿Coles de Bruselas y arsénico?

Coles de Bruselas y arsénico

Según la investigación del Dr. Cottingham, junto con otros estudios  sugiere que a pesar de que estas verduras se encuentran entre las más saludables que puede consumir, se debe tener en cuenta que el arsénico inorgánico que existe en el suelo es altamente atraído por los compuestos de azufre en las coles de Bruselas, junto con otras verduras crucíferas, como la col rizada, el brócoli y la coliflor.

Los niveles de arsénico en los consumidores de coles de bruselas, fueron 10.4% más altos que en las personas que nunca los comieron o los comieron menos de una vez al mes.

También puedes leer sobre alimentos transgénicos aquí https://mejorestop.com/25-alimentos-transgenicos-o-geneticamente-modificados/

 

Deja un comentario