20 aditivos alimentarios que pueden causar daño a la salud

Los aditivos alimentarios, son utilizados por las industrias alimentarias para potenciar, y mejorar el sabor de los alimentos, incluso, contribuir en su preservación.

Muchos de estos aditivos son consumidos a diario por millones y millones de personas en el mundo, en diversos alimentos empacados o enlatados.

Lo que muy pocos saben es el daño que con el paso del tiempo puede causar su consumo habitual, especialmente en los niños y niñas que lo consumes.

Es importante incluir en nuestra dieta alimentos frescos, y saludables. Lo primero que hay que hacer al adquirirlos, es leer los ingredientes que lo componen con el fin de evitar su consumo.

A continuación te dejamos un listado importante de los aditivos alimentarios más utilizados por las industrias alimentarias con el fin de que conozcas más a fondo de sus efectos negativos para la salud.

20. Olestra

Sustancia grasa que el cuerpo no absorbe. Se usa en lugar de grasas naturales en algunos bocadillos. Puede causar problemas digestivos y es poco saludable para el corazón

19. Carragenano


Derivado de las algas rojas, el carragenano actúa como espesante, emulsionante y conservante en muchos productos alimenticios diferentes.

Las fuentes comunes de carragenina incluyen leche de almendras, queso cottage, helados, cremas de café y productos sin lácteos como el queso vegano.

Durante décadas, ha habido preocupaciones sobre la seguridad de este aditivo alimentario común y sus posibles efectos sobre la salud.

Un estudio en animales mostró que la exposición al carragenano aumenta los niveles de intolerancia al azúcar en la sangre y la glucosa en ayunas, especialmente cuando se combina con una dieta alta en grasas (35 Fuente de confianza)

Los estudios en probeta y en animales han encontrado que el carragenano también desencadena la inflamación.

También se cree que el carragenano tiene un impacto negativo en la salud digestiva y puede estar asociado con la formación de úlceras y crecimientos intestinales.

Un pequeño estudio encontró que cuando las personas en remisión por colitis ulcerosa tomaron un suplemento que contenía carragenina, experimentaron una recaída más temprana que las que tomaron un placebo.

Desafortunadamente, la investigación actual sobre los efectos del carragenano sigue siendo muy limitada y se necesitan más estudios para comprender cómo puede afectar a las personas.

Si decide limitar su consumo de carragenina, hay muchos recursos en línea que pueden ayudarlo a encontrar marcas y productos sin carragenina.

18. Indigotina (también conocido como Azul Artificial 2)


E s un color artificial que se  encuentra en alimentos para mascotas, bebidas, y dulces

Un estudio realizado sobre este tinte sugirió que puede causar tumores cerebrales en ratones machos.

17. Aceite vegetal bromado

Mantiene los aceites saborizantes en los refrescos suspendidos. El bromato es un veneno y puede causar daño a los órganos y defectos de nacimiento. No es obligatorio que figure en las etiquetas de los alimentos.

16. Jarabe de maíz alto en fructosa


El jarabe de maíz alto en fructosa es un edulcorante hecho de maíz. Con frecuencia se encuentra en refrescos, jugos, dulces, cereales para el desayuno y bocadillos.

Es rico en un tipo de azúcar simple llamada fructosa, que puede causar serios problemas de salud cuando se consume en grandes cantidades.

En particular, el jarabe de maíz alto en fructosa se ha relacionado con el aumento de peso y la diabetes.

En un estudio, 32 personas consumieron una bebida endulzada con glucosa o fructosa durante 10 semanas.

Al final del estudio, la bebida endulzada con fructosa causó aumentos significativos en los niveles de grasa abdominal y azúcar en la sangre, además de una menor sensibilidad a la insulina en comparación con la bebida endulzada con glucosa.

Los estudios en probeta y en animales también han encontrado que la fructosa puede desencadenar inflamación en las células.

Se cree que la inflamación desempeña un papel central en muchas afecciones crónicas, incluidas las enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes.

Además, el jarabe de maíz alto en fructosa aporta calorías vacías y azúcar agregada a los alimentos sin ninguna de las vitaminas y minerales importantes que su cuerpo necesita.

Es mejor omitir los refrigerios azucarados y los alimentos que contienen jarabe de maíz alto en fructosa.

En su lugar, elija alimentos enteros sin procesar sin azúcar agregada y endulce con Stevia, jarabe de yacón o fruta fresca.

15. Aspartamo

Dónde se encuentra: varios productos sustitutos del azúcar; una variedad de alimentos dietéticos que incluyen refrescos, mezclas para bebidas y postres congelados bajos en calorías; chicle

Qué es: un edulcorante artificial

¿Por qué evitar este aditivo ? La controversia sobre la seguridad del aspartamo ha aumentado desde los años 70, cuando los estudios realizados en ratas sugirieron que puede causar tumores cerebrales.

Estudios más recientes en animales ahora han relacionado el aspartamo con linfomas, leucemia y cáncer de seno. Además, algunas personas muestran una aguda sensibilidad al aspartamo, y sufren dolores de cabeza y mareos poco después de consumirlo.

Y para colmo, no solo no se ha demostrado que los productos de «dieta» que contienen aspartamo ayuden a perder peso, sino que incluso pueden hacer que coma más.

14. Propilenglicol


mejor conocido como anticongelante. Espesa productos lácteos y aderezos para ensaladas. Considerado «generalmente» seguro por la FDA.

11. Galato de propilo

Agregado a productos que contienen grasa. Vinculado al cáncer en humanos

10. Los ftalatos.

Estos también pueden actuar como hormonas, interfiriendo con el desarrollo genital masculino, y pueden aumentar el riesgo de obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Son ubicuos, se encuentran no solo en envases de plástico, mangueras de jardín y juguetes inflables, sino también en esmaltes de uñas, lacas para el cabello, lociones y fragancias.

9. Goma guar


La goma guar es un carbohidrato de cadena larga que se utiliza para espesar y unir alimentos. Es ampliamente utilizado en la industria alimentaria y se puede encontrar en helados, aderezos para ensaladas, salsas y sopas.

La goma guar es rica en fibra y se ha asociado con una multitud de beneficios para la salud. Por ejemplo, un estudio mostró que redujo los síntomas del síndrome del intestino irritable, como la hinchazón y el estreñimiento.

Una revisión de tres estudios también encontró que las personas que tomaron goma de mascar junto con una comida tuvieron una mayor sensación de saciedad y comieron menos calorías durante el día.

Otra investigación sugiere que la goma guar también puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre y colesterol.

Sin embargo, grandes cantidades de goma guar pueden tener efectos adversos para la salud.

Esto se debe a que puede hincharse de 10 a 20 veces su tamaño, lo que puede causar problemas como la obstrucción del esófago o el intestino delgado.

La goma de guar también puede causar síntomas leves como gases, hinchazón o calambres en algunas personas.

Sin embargo, la goma guar generalmente se considera segura con moderación.

Además, la FDA ha establecido pautas estrictas sobre la cantidad de goma guar que se puede agregar a los alimentos para minimizar el riesgo de efectos secundarios negativos.

8. Acesulfamo-potasio (también conocido como acesulfamo-K)


Dónde se encuentra: productos horneados, chicle, postres de gelatina, refrescos, bebidas energéticas

Qué es: un edulcorante artificial aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar

Por qué evitar este aditivo: dos estudios en animales sugieren que este aditivo podría causar cáncer, aunque otros estudios dicen que es seguro. También se descompone en una sustancia «acetoacetamida» que en grandes cantidades se ha encontrado que afecta la tiroides en perros, conejos y ratas. Esté atento a los alimentos que usan sucralosa, un edulcorante artificial ‘acesulfamo-potasio a menudo se usa junto con él.

7.  Colorante artificial para alimentos

El colorante artificial para alimentos se utiliza para iluminar y mejorar la apariencia de todo, desde dulces hasta condimentos.

Sin embargo, en los últimos años, ha habido muchas preocupaciones sobre los posibles efectos sobre la salud . Los colorantes alimentarios específicos como Azul 1, Rojo 40, Amarillo 5 y Amarillo 6 se han asociado con reacciones alérgicas en algunas personas.

Además, una revisión informó que el colorante artificial de alimentos puede promover la hiperactividad en los niños, aunque otro estudio mostró que algunos niños pueden ser más sensibles que otros.

También se han planteado preocupaciones sobre los posibles efectos cancerígenos de ciertos colorantes alimentarios.

Se ha demostrado que Red 3, también conocida como eritrosina, aumenta el riesgo de tumores de tiroides en algunos estudios en animales, lo que hace que sea reemplazado por Red 40 en la mayoría de los alimentos.

Sin embargo, múltiples estudios en animales han encontrado que otros colorantes alimentarios no están asociados con ningún efecto cancerígeno.

Aún así, se necesita más investigación para evaluar la seguridad y los posibles efectos sobre la salud del colorante artificial para alimentos en humanos.

En cualquier caso, los colorantes alimentarios se encuentran principalmente en alimentos procesados, que deben limitarse en una dieta saludable. Opte siempre por alimentos integrales, que son más ricos en nutrientes importantes y naturalmente libres de colorantes artificiales.

6. Hidroxianisol butilado (BHA)

El BHA es otro conservante potencialmente cancerígeno, pero la FDA lo ha considerado seguro. Su trabajo es ayudar a prevenir el deterioro y la intoxicación alimentaria, pero es un disruptor endocrino importante y puede dañar gravemente sus hormonas.

BHA está en cientos de alimentos. También se encuentra en envases de alimentos y cosméticos. BHA tiene muchos alias. Puedes buscarlos. O puede seguir mis consejos y DESECHAR los alimentos procesados ​​por completo.

 5. Sulfitos

El consumo de sulfitos es generalmente inofensivo, a menos que sufra de asma grave o no tenga las enzimas particulares necesarias para descomponer los sulfitos en su cuerpo. La FDA estima que menos del 1% de la población de EE. UU es sensible al sulfito , por lo que es relativamente raro.

Y si tiene una alergia al sulfito (que puede desarrollarse a lo largo de su vida) es más probable que se revele a través de algo diferente al vino.

También ses utilizado para mantener frescos los alimentos preparados.

4. Bisfenoles, como BPA

Pueden actuar como la hormona estrógeno e interferir con la pubertad y la fertilidad. Los bisfenoles también pueden aumentar la grasa corporal y causar problemas con el sistema inmune y el sistema nervioso.

Se encuentran en el revestimiento de alimentos y latas de refrescos, plásticos con el número 3 o 7 y recibos de caja registradora, entre otros lugares.

Solían encontrarse en biberones de plástico y vasos con sorbos; Si bien esto ha sido prohibido, las botellas y vasos antiguos aún pueden contenerlos.

3. Glutamato monosódico (MSG)

El glutamato monosódico, o MSG, es un aditivo alimentario común utilizado para intensificar y mejorar el sabor de los platos salados.Se encuentra en una variedad de alimentos procesados ​​como cenas congeladas, bocadillos salados y sopas enlatadas. También a menudo se agrega a los alimentos en restaurantes y lugares de comida rápida.

El MSG ha sido objeto de una gran controversia desde que un estudio de ratones en 1969 descubrió que grandes cantidades causaban efectos neurológicos dañinos e impedían el crecimiento y el desarrollo   en los niños.

Sin embargo, es probable que este aditivo tenga poco o ningún efecto en la salud del cerebro humano, ya que no puede cruzar la barrera hematoencefálica.

El consumo de glutamato monosódico también se ha asociado con el aumento de peso y el síndrome metabólico en algunos estudios observacionales, aunque otras investigaciones no han encontrado asociación.

Dicho esto, algunas personas tienen sensibilidad al MSG y pueden experimentar síntomas como dolores de cabeza, sudoración y entumecimiento después de comer una gran cantidad.En un estudio, 61 personas que informaron ser sensibles al MSG recibieron 5 gramos de MSG o un placebo.

Curiosamente, el 36% experimentó una reacción adversa al MSG, mientras que solo el 25% informó una reacción al placebo, por lo que la sensibilidad al MSG puede ser una preocupación legítima para algunas personas.

Si experimenta algún efecto secundario negativo después de consumir MSG, es mejor mantenerlo fuera de su dieta.

2. Benzoato de sodio y benzoato de potasio

Estos conservantes a veces se agregan a los refrescos para evitar el crecimiento de moho, pero el benceno es un carcinógeno conocido que también está relacionado con daños graves en la tiroides. Se pueden acumular niveles peligrosos de benceno cuando las botellas de plástico de refresco se exponen al calor o cuando los conservantes se combinan con ácido ascórbico (vitamina C). No te arriesgues, gente

1. Nitrato de sodio

Agregado a las carnes procesadas para detener el crecimiento bacteriano. Vinculado al cáncer en humanos.

Deja un comentario