Listado de alimentos con alto contenido en polifenol

18. Ajos

Los ajos por su sabor y olor singular, y personalmente llamativo, es de los alimentos que más deberían ser utilizado en las preparaciones, por si no lo sabias el contenido de polifenoles en este es significativo, si su consumo se hace habitual. Su poder antioxidante, antibacteriano y anticancerígeno lo hace uno de los alimentos predilecto para muchos.

17. Cúrcuma

La cúrcuma es una especia de origen vegetal que se encuentra en la mostaza y el curry en polvo. Se está investigando sobre la curcumina, el pigmento en la cúrcuma que le da su color amarillo vibrante, para determinar si tiene un efecto sobre la enfermedad cardíaca.

Los hallazgos preliminares sugieren que la cúrcuma puede disminuir el colesterol total y aumentar el colesterol HDL beneficioso. Otro estudio con mujeres postmenopáusicas sugiere que la cúrcuma puede mejorar la forma en que funciona el revestimiento del vaso sanguíneo. El rendimiento de nuestros vasos sanguíneos empeora con la edad y se asocia con enfermedades relacionadas con las enfermedades cardiovasculares.

16. Las manzanas

Tanto la piel como la carne de las manzanas contienen polifenoles. Los investigadores han tratado de determinar qué partes de la manzana controlan los niveles de colesterol, pero aún no tenemos una respuesta concreta.

Un estudio aleatorizado, controlado con placebo indicó que los polifenoles en las manzanas pueden resultar en un beneficio para la salud. Específicamente, el estudio sugirió que una dieta complementada con extracto de polifenol de manzana resultó en un colesterol más bajo.

Sin embargo, un estudio más reciente nos lleva a creer que la fibra soluble en las manzanas puede estar generando beneficios para el colesterol. El estudio comparó comer manzanas enteras (que contienen polifenoles y fibra soluble) con beber jugo de manzana (que contiene solo polifenoles). Los investigadores encontraron que comer las manzanas redujo significativamente el colesterol total, pero beber el jugo no lo hizo.

Sin embargo, estos dos estudios no son «manzanas con manzanas». En el estudio inicial, los polifenoles estaban más concentrados que en el estudio más reciente. Esa diferencia puede haber impactado los resultados.
Además, uno tendría que beber una cantidad enorme de jugo para ver cualquier actividad antioxidante relevante.

15. Vegetales


Hay muchos vegetales que contienen polifenoles, aunque usualmente tienen menos frutas. Las verduras con un alto número de polifenoles incluyen:
Alcachofas, con 260 mg polifenoles.

achicoria, con 166-235 mg polifenoles

Cebollas rojas

Espinacas

14.Cebollas rojas

Con 168 mg de polifenoles por porción, es una muy buena opción para consumir en ensaladas o cualquier preparación. Su sabor intenso y picante la hacen la preferida de la cocina. Ademàs esta relacionada con disminición en el riesgo de aparición de enfermedades cardiacas, respiratoria y de circulación.

13. Espinacas

Con 119 mg de polifenoles por porción, las espinacas tienen un buen contenido de polifenoles beneficiosos para nuestro organismo. Incluirlas en las sopas, ensaladas, o arroz, es una muy buena opción.

12. Alcachofas

¿Más en verduras que en frutas? Las alcachofas son una fuente principal de polifenoles. En un estudio, los científicos incluso los utilizaron como un componente clave para ayudar a tratar el cáncer de mama.

11. Nueces

Las nueces pueden tener un alto valor calórico, pero tienen un poderoso valor nutricional. No solo están llenos de proteínas; Algunas nueces también tienen alto contenido de polifenoles.
Un estudio de 2012 encontraron niveles significativos de polifenoles en varios frutos secos crudos y tostados. Las nueces altas en polifenoles incluyen:
Avellanas, con polifenoles 495 mg.
Nueces, con 28 mg de polifenoles.
Almendras, con 187 mg polifenoles.
Pacanas, con polifenoles de 493 mg

10. Cacao


El cacao de Theobroma cacao contiene una gran cantidad de flavonoides polifenoles. En los últimos 20 años, se ha realizado mucha investigación sobre el cacao, y se encontró que puede reducir la inflamación y que está relacionado con un menor riesgo de enfermedad cardíaca

9. Soja

 
La soja, en todas sus diversas formas y etapas, contiene grandes cantidades de polifenol.
Estas formas incluyen:
Tempeh de soja, con 148 mg de polifenoles.
Harina de soja, con 466 mg polifenoles.
Tofu, con 42 mg polifenoles.
Yogurt de soja, con 84 mg de polifenoles.
Brotes de soja, con 15 mg de polifenoles.

8. Té verde

Las catequinas son uno de los antioxidantes más importantes en el té verde. Son parte de la familia de los flavonoides de los polifenoles y ayudan a prevenir el estrés oxidativo causado por factores ambientales, como los rayos UV y los gases tóxicos en el aire. Una catequina en particular, llamada EGCG, puede ayudar a contrarrestar los efectos negativos de la «dieta occidental», p. Ej. Una dieta alta en azúcar y grasa y baja en nutrientes beneficiosos.

7. Hierbabuena seca

Contenidos (59):
Polifenol: 11,960 mg por 100 g
Carbohidratos netos: 22 g por 100 g
Esta menta es un híbrido entre menta y agua.
Es uno de los condimentos más populares en alimentos y bebidas, que se utiliza en chocolates y otros dulces, chicles, helados, tés e incluso en la pasta de dientes.

6.  Clavos (15,188 mg por 100 g)

Polifenol: 15,188 mg por 100 g
Carbohidratos netos: 27 g por 100 g
Esta deliciosa especia es inmediatamente reconocible por su aroma agradable y distintivo.
Se puede utilizar para condimentar una amplia variedad de platos y funciona bien como acompañamiento de pimienta, albahaca, vainilla, vino tinto, cebolla, anís, cítricos o granos de pimienta

5. Fresas

Solo un puñado de estas jugosas bayas consigue un tercio del camino hacia la meta diaria. Un estudio demostró que los polifenoles de las fresas pueden contribuir a prevenir y tratar las enfermedades crónico-degenerativas y reducir la inflamación crónica. (Los antioxidantes también juegan un papel importante en eso).

4. Uvas rojas

La mejor noticia: esto también incluye el vino tinto. (¿Sabes cómo has oído que el vino tinto es bueno para tu corazón? Por eso.) La clave, ya sea que vayas por la fruta entera, o  jugo o vino, es ir por los polifenoles, los cuales  se encuentran en sus pieles. (Las uvas verdes tienen 10 mg de polifenoles por porción).

3. Aceite de oliva

El aceite de oliva virgen extra es la forma menos procesada de aceite de oliva y tiene la mayor concentración de polifenoles. Se produce por extracción natural del fruto del olivo.
El aceite de oliva es otro de los alimentos básicos de la dieta mediterránea. Hay pruebas sólidas de que el aceite de oliva consumido en cantidades adecuadas ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, síndrome metabólico y algunos tipos de cáncer.
Los beneficios comprobados para la salud del aceite de oliva se deben a las «grasas saludables» que contiene, y no necesariamente a la presencia de polifenoles. Se necesita más investigación para determinar el vínculo entre la mejora de la salud, el aceite de oliva y los polifenoles.
Es común encontrar productos de aceite de oliva etiquetados como «virgen extra» que en realidad se diluyen con aceites vegetales más baratos, que limitan o eliminan los beneficios para la salud. Siempre revise las etiquetas para asegurarse de que el aceite de oliva es puro.
El aceite de oliva no permanece bueno para siempre. Es mejor usarlo dentro de un año para recibir los beneficios de salud. La luz hace que el aceite se deteriore, así que elige una marca que use una botella oscura.

2. Frutas que no son bayas

Las bayas no son las únicas frutas con muchos polifenoles. Según el American Journal of Clinical Nutrition, una gran cantidad de frutas contienen una gran cantidad de polifenoles. Éstos incluyen:
Grosellas negras, con polifenoles de 758 mg.
Ciruelas, con polifenoles 377 mg.
Cerezas dulces, con polifenoles 274 mg.
Manzanas, con 136 mg de polifenoles.
Los jugos de frutas como el jugo de manzana y el jugo de granada también contienen grandes cantidades de este micronutriente.

1. Cerezas

Esta fruta realmente lo pone en el frente de los polifenoles como una de las fuentes más altas. Los estudios científicos han vinculado a las cerezas, en particular, como buenas para el intestino

Deja un comentario